Misión y Apostolado

 

La Congregación del Santísimo Redentor

San Alfonso María de Liguori fundó en 1732 en el sur de Italia la Congregación del Santísimo Redentor, popularmente llamada Congregación de los Redentoristas. Los Redentoristas se esfuerzan por seguir el ejemplo de Jesucristo Redentor predicando el evangelio a los pobres (cf. Lc 4,14–21). La Congregación nació como respuesta a las necesidades espirituales de los más abandonados, de las gentes pobres en zonas rurales, en las montañas, lejos de la ciudad de Nápoles. Actualmente presentes en 77 países, los Redentoristas cuentan con 5.500 sacerdotes, hermanos y seminaristas que profesan los votos de pobreza, castidad y obediencia.

En los comienzos, sólo unos cuantos hombres esforzados siguieron la inspiración de San Alfonso. Pero, ya en vida del Fundador, la Congregación se extendió más allá del Reino de Nápoles llegando hasta la Italia central, primero, y, más tarde, hasta Polonia. En las primeras décadas del siglo XIX se habían fundado ya diversas comunidades redentoristas en el imperio Austrohúngaro, en Alemania, en Bélgica y en Holanda. En 1832, al cumplirse el centenario de la fundación de la Congregación, seis misioneros redentoristas (tres sacerdotes y tres hermanos) marcharon a Estados Unidos iniciándose así el primer trabajo misionero de los Redentoristas fuera de Europa. A estas fundaciones en Norteamérica siguieron pronto otras en América Latina, Australia y también más tarde en África y Asia.


C.Ss.R.

Los Redentoristas suelen comúnmente usar, tras sus respectivos nombres, unas siglas: “C.Ss.R.”. Estas cuatro letras son abreviatura de la expresión latina Congregatio Sanctissimi Redemptoris, que significa “Congregación del Santísimo Redentor”.

La Congregación tiene como lema el versículo 7 del salmo 130 que dice en latín: Copiosa apud eum redemptio (En él hay abundante redención). Estas palabras del salmo resumen muy bien el espíritu que anima a los Redentoristas al afirmarse en ellas que Dios es totalmente generoso en el amor, en la compasión y en el perdón que otorga a la humanidad; en efecto, de tal manera amó Dios al mundo que entregó a su único Hijo, Jesucristo (cf. Jn 3,16). Los Redentoristas han sido tocados por ese amor y tratan, por lo mismo, de llevar esa Buena Nueva al mundo, pero con especial preferencia a los que viven al margen de la Iglesia y de la sociedad.


El Trabajo de los Redentoristas:
Llevar la Buena Nueva a los Pobres Abandonados

Todos los cristianos están llamados a ser misioneros puesto que el amor de Dios es una realidad que debe compartirse. Los Redentoristas, como expresión más plena de su consagración bautismal, llevan a cabo esa vocación fundamental de todo cristiano respondiendo con celo y creatividad a las urgentes necesidades pastorales de los más abandonados, especialmente los pobres, y consagrándose enteramente a la evangelización. Para realizar su misión, los Redentoristas tratan de vivir como los apóstoles de Jesús, dedicando sus vidas a Dios y a la actividad misionera. En un mundo de rápidos cambios, los Redentoristas buscan constantemente nuevos modos de predicar la Buena Nueva del amor de Dios.

Como los apóstoles, movidos y fortalecidos por el Espíritu Santo, los Redentoristas no escatiman esfuerzo alguno para hacer de sí mismos una entera donación a Dios “que fue el primero en amarnos” (1Jn 4,10). Esta respuesta de amor se expresa a través de la profesión de los votos de castidad, pobreza y obediencia. Los Redentoristas viven en comunidades formadas por sacerdotes, hermanos y seminaristas. Además de trabajar juntos, los congregados comparten la oración, sus bienes materiales y, a decir verdad, toda su vida. Más que un simple modo de vivir de forma ejemplar, el estilo de vida de una comunidad redentorista se caracteriza por ser en sí misma una auténtica proclamación del evangelio a los pobres.

A fin de responder a su vocación fundamental, los Redentoristas prestan sus servicios en determinados tipos de ministerios que detallamos más abajo. Cada apartado contiene un vínculo (link) para información adicional.

N.B. Esta sección de nuestro sitio está aún en fase de construcción. Los vínculos se irán ampliando en la medida en que estén disponibles los nuevos textos y páginas.


Predicación

San Alfonso quería que sus compañeros fueran predicadores itinerantes de la Palabra de Dios. En la actualidad, esa inspiración primitiva se lleva a cabo en muchos países a través de misioneros que visitan parroquias durante una semana o más, predicando una serie de sermones en los se invita a la gente a un amor más profundo a Dios y a una práctica más perfecta de la vida cristiana. Además de la predicación, el programa de la misión parroquial puede constar de devociones especiales, de visitas a las familias, especialmente a los enfermos, de orientación y dirección espiritual, poniendo especial énfasis, ante todo, en el sacramento de la reconciliación.

Los misioneros redentoristas predican también triduos y novenas como preparación a fiestas especiales así como retiros a laicos, sacerdotes y religiosos de ambos sexos. San Alfonso insistía en que la predicación de los Redentorista fuera sencilla y fácil de comprender a fin de hacer accesibles a todas las personas sin distinción de condición social, cultural o de formación los profundos misterios de la fe.


Teología Moral

Debido a su extraordinaria aportación y a su constante esfuerzo porque las personas normales siguieran a Jesús, San Alfonso fue declarado Patrono de moralistas y confesores. La Congregación muestra un continuo interesés por la teología moral y una constante dedicación a la misma poniendo especial énfasis en las disciplinas teológicas tanto en la etapa de formación inicial de sus seminaristas como en la formación continua de sus miembros. Hay Redentoristas que trabajan como consejeros de asociaciones de hospitales católicos y que utilizan los actuales medios modernos para ayudar a la gente a formar su propia conciencia. Se insiste mucho en que sean buenos confesores y accesibles directores espirituales. La Congregación mantiene institutos de estudios superiores que ofrecen formación especializada en teología moral a sacerdotes, religiosos y laicos: la Academia Alfonsiana en Roma (Italia) e el Instituto Superior de Ciencias Morales en Madrid (España).


Santuarios

Los Redentoristas tienen la extraordinaria oportunidad de ejercer la pastoral en iglesias, santuarios y lugares tradicionales de peregrinación. Algunos de estos lugares atraen a más de un millón de peregrinos al año; esto sucede, por ejemplo, en Filipinas, Singapur, Colombia, Brasil, Canadá e Italia (Materdomini y Roma). Incluso en países donde la práctica religiosa ha decaído dramáticamente, los santuarios dirigidos por Redentoristas mantienen un fuerte vínculo con el pueblo. Esta forma de actividad misionera permite a los Redentoristas llegar hasta millares de personas sobre todo a través de la predicación y de la celebración de los sacramentos de la reconciliación y de la eucaristía. En estos mismos santuarios se ofrecen también frecuentemente servicios pastorales tales como formación catequética, prestación de consejo, dirección espiritual y asistencia social. Para acoger adecuadamente a los peregrinos, los Redentoristas trabajan en eficaz colaboración con numerosos laicos.


Casas de Retiros

Desde la fundación de la Congregación, los Redentoristas han abierto sus casas a gente que buscaba un tiempo para “retirarse un tanto” de las ocupaciones y preocupaciones de la vida ordinaria a fin de encontrar una relación más profunda con Dios en una atmósfera de silencio y de oración. En sus casas dedicadas a este ministerio, se dan diversas clases de retiros para todo tipo de cristianos: sacerdotes, religiosos, religiosas, novios, solteros y jóvenes que pueden dedicar una semana o un fin de semana a una especial dedicación a la comunicación con Dios. Los misioneros redentoristas que trabajan en este sector de la pastoral tratan siempre de encontrar nuevas formas de poder ayudar a la gente a experimentar en sus vidas la amorosa presencia de Dios.


Parroquias

Los misioneros redentoristas trabajan también en parroquias u otras estructuras de tipo parroquial. Las parroquias dirigidas por Redentoristas pueden encontrarse tanto en ciudades pequeñas como también en grandes lugares y en vastas zonas rurales. Generalmente, los Redentoristas aceptan parroquias donde la diócesis local no alcanza a prestar una adecuada atención pastoral. El apostolado parroquial incluye  la predicación, la enseñanza, disponibilidad para prestar consejo, la celebración de fiestas litúrgicas y de los sacramentos, visitas a enfermos y asistencia social. Además de ejercer el ministerio parroquial ordinario, los sacerdotes y los hermanos redentoristas muestran siempre un ardiente celo por los indiferentes y los más alejados de la Iglesia.


La Novena Perpetua en honor
Nuestra Señora del Perpetuo Socorro

En 1866, el Papa Pío IX confió a la Congregación el icono original del Perpetuo Socorro pidiendo a los Redentoristas que lo “dieran a conocer”. A esto se debe que dicho icono de María sea la imagen de la Madre de Dios más difundida en el mundo entero. En todo el mundo, cientos de miles de personas se reúnen semanalmente para celebrar la novena en honor de nuestra Madre del Perpetuo Socorro bien en una iglesia redentorista o en una parroquia diocesana. Los Redentoristas se sirven de esta devoción como fenomenal oportunidad para realizar su misión de evangelizar.


Misiones extranjeras

A petición del Santo Padre o en respuesta a determinadas invitaciones de obispos locales, los misioneros redentoristas son enviados a países y a culturas distantes y diferente de las suyas en lugares y en situaciones difíciles. Los Redentoristas continúan así, de forma concreta, realizando el sueño de San Alfonso de que los misioneros redentoristas fueran a predicar el evangelio por el mundo entero.


Medios de Comunicación Social

San Alfonso fue un fenomenal comunicador. Además de predicar, escribió también más de 100 libros que han alcanzado hasta hoy más de veinte mil ediciones y han sido traducidos a más de 70 idiomas. Algunas de sus obras, como Las Glorias de María, el Via crucis o las Visitas al Santísimo Sacramento son universalmente valorados como patrimonio de la espiritualidad cristiana. En la actualidad, los Redentoristas se sirven de todos de los medios de comunicación social para predicar la Palabra de Dios: editoriales, estaciones y programas de radio y de TV, medios audiovisuales e Internet.


Lucha por la Justicia y la Paz

Los Redentoristas están convencidos de que el amor salvífico de Dios alcanza a toda persona y pide la transformación de la injusticia social en respeto a la dignidad de todos los seres humanos. De esta forma, los Redentoristas, a lo largo y ancho del mundo entero, están comprometidos con una gran variedad de problemas sociales y de temas relacionados con la justicia, tales como la inmigración, los refugiados, los sin techo, la pobreza, el paro, los derechos de los trabajadores, la promoción de la mujer, la explotación del trabajo infantil, el racismo, el genocidio, los pueblos indígenas, el medio ambiente, la guerra y la violencia, el tráfico de armas y de personas.


Pastoral Juvenil y Vocacional

Aunque a los Redentoristas les ha encantado siempre trabajar con los jóvenes, fue en 1985 cuando el Gobierno General de la Congregación tomó como prioridad suya la pastoral juvenil. Los jóvenes deben ser contados entre los más abandonados porque frecuentemente se sienten al margen de la Iglesia y de la sociedad. Por lo tanto, es natural que los Redentoristas se sientan llamados a estar con ellos. Parte de este ministerio está consagrado a ayudar a los jóvenes a discernir su propia vocación en la vida. Para mayor información, acuda a las páginas del Secretariado General para la Pastoral Juvenil y Vocacional Redentorista.

Si está interesado en obtener mayor información sobre la vocación redentorista, póngase en contacto con la comunidad redentorista más cercana o con el Secretario General de la Congregación, P. Joseph P. Dorcey, C.Ss.R., (seg.gen@cssr.com).


Formación de los Candidatos
Formación continua de los Redentoristas

Algunos Redentoristas trabajan específicamente en la formación inicial de los futuros misioneros redentoristas ayudando a los jóvenes a comprender y a abrazar el carisma, la identidad, la espiritualidad y la misión de la Congregación. La formación continua, que abarca los campos espiritual, intelectual y cultural, es un imperativo para todo Redentorista a fin de que pueda continuar su apremiante misión en un mundo cada vez más distinto y cambiante.


Trabajo con los Laicos

Una afirmación constante de los Redentoristas es que Dios llama a todos a la santidad, a cada uno según su propia vocación en la vida. A muchos laicos, sin embargo, les apasiona el carisma redentorista o se sienten interesados por la espiritualidad alfonsiana. En los últimos años, los Redentoristas y los laicos han venido intensificando esfuerzos por realizar conjuntamente la acción misionera. Como resultado, se ha conseguido que se sumen energías y que los laicos participen en los gozos y en las responsabilidades del trabajo misionero al tiempo que se ha intensificado y enriquecido mutuamente tanto la vida de los laicos como la de los Redentoristas.


En Comunión con nuestras Hermanas Redentoristas

La familia redentorista comprende mucho más de los 5.500 miembros profesos con que cuenta la Congregación. Hay muchas órdenes y Congregaciones religiosas que cuentan con una historia y una espiritualidad común a los Redentoristas. La Congregación está  especialmente bendecida por la ayuda de las oraciones de la Orden de las Madres Redentoristas, fundada por la Venerable Madre María Celeste Crostarosa, contemporánea de San Alfonso y que colaboró en gran medida en la fundación de nuestra Congregación. Las Madres Redentoristas están especialmente dedicadas a una vida de oración y de contemplación. Son 477 las Redentoristas que viven en 46 monasterios dispersos por el mundo. Para mayor información sobre las Madres Redentoristas, vea los siguientes sitios:

www.redemptor.pl/redemptorystki (Polonia)

www.rednuns.faithweb.com (Irlanda)

www.catholic.org/macc/redemptoristines.html (EUA)

www.redemptoristky.sk (Eslovaquia)

www.redemptoristinnen.at (Austria)

www.redentoristasmonasterio.org (España)

www.kloster-heiligenborn.de/puettl.htm (Alemania)

www.multimedia.com/depairon/moniales/redemptoristines.html (Canadá)