El Capítulo General
  

La Congregación del Santísimo Redentor, popularmente conocida como Redentoristas, celebró su 275 aniversario el 9 de noviembre de 2007. Durante esa larga historia hubo solamente 23 Capítulos Generales. La asamblea que comienza en Roma en octubre de 2009 será la número 24. Esta estadística basta para mostrar que un Capítulo General es un acontecimiento extraordinario en la vida de una Orden o Congregación religiosa.

El Capítulo General es expresión visible del sentido básico de democracia que subyace en el corazón de la vida religiosa.  Democracia que se basa en la radical igualdad de todos los miembros en virtud del mismo bautismo y de la misma consagración religiosa, así como en la común vocación a ser profetas o portavoces de Dios.  En ese sentido, un Capítulo General se parece más a la reunión de María y los apóstoles esperando Pentecostés que a una sesión de los modernos parlamentos o congresos.  Los participantes en el Capítulo se reúnen en el nombre de Jesucristo, confiando en que el Espíritu Santo les ha de ayudar a cumplir su labor.

¿Cuál es esa tarea?  El Capítulo General debe hacer en primer lugar una honesta revisión del estado de la Congregación, mirando la obra misionera que realiza en 77 países a lo largo y ancho del mundo.  Este examen de la realidad debe llevar a los Capitulares a plantearse algunas cuestiones incómodas: ¿Somos fieles a nuestra misión o nos hemos desviado hacia la mediocridad?  ¿Qué nos está pidiendo hoy el Señor?  ¿En qué se nos pide que cambiemos?  De ahí, el Capítulo General debe ofrecer directivas específicas para toda la Congregación, como una pauta para ayudar a todos los redentoristas a vivir más auténticamente su vocación misionera.  Finalmente, los delegados elegirán al equipo que ha de dirigir la Congregación en los próximos seis años: el Superior General y sus Consultores, que juntos conforman el Consejo General.

¿Quién realiza ese trabajo capitular? El Capítulo comienza con más de 100 miembros de las 37 Provincias, 25 Viceprovincias, 16 Regiones y 11 Misiones de la Congregación. La mayoría son Superiores provinciales, viceprovinciales y regionales, pero las Provincias que tienen más de 100 miembros tienen derecho a elegir un segundo vocal; por ejemplo, la Provincia de Varsovia, la Unidad más numerosa de la Congregación, tiene derecho a elegir a dos vocales, además de su Superior provincial. El Superior General, su predecesor inmediato y los actuales Consultores Generales son todos Capitulares así como el Secretario General, el Ecónomo general y el Procurador General. Con esta composición, el Capítulo General contará con representantes de todos los continentes y, prácticamente, de los 77 países en que la Congregación está presente hoy.